Reseña #05 – El extranjero – Albert Camus

 

“Hoy, mamá ha muerto. O tal vez ayer, no sé”

El extranjero, del filósofo y escritor francés, Albert Camus, nos cuenta la historia gris de un personaje que siente una profunda apatía hacia cosas que para el denominador común suelen ser importantes: “La muerte de una madre”, “el amor de una chica”, “el asesinato de un hombre.

La novela pese a su simplicidad y su poca extensión, trae tras de sí una importante reflexión acerca de la enajenación del individuo, el hastío de la cotidianidad y el horrible tedio que trae consigo la costumbre. Ese marcado tedio en este antihéroe es demostrado a través de pocas páginas con un tono reflexivo de fuerte carácter existencialista, recordemos que junto a Jean Paul Sartre, Camus, fue el padre del existencialismo.

Cabe destacar el sentimiento de decadencia producido por la posguerra en la novela. La tecnología trayéndonos avances inexorables es la aparente culpable del aislamiento del individuo como ser para sí.

Meursault, el personaje principal, nos cuenta como es arrastrado por el viento su propia enajenación pero sin ningún sentimiento, ninguna tristeza, ni sensación de soledad. El estoicismo latente en el personaje hace que sea de carácter gélido y a veces llegué a pensar que era nihilista, sin embargo en posteriores páginas descubre el existencialismo puro de la narración.

“Unas cuantas páginas en donde Meursault explica la muerte de su madre y la poca importancia que le da al asunto, un noviazgo sin amor pero con placer, una vida aislada de la religión, una vida llena de costumbre y de tedio, involucran al personaje en un asesinato, donde él mismo aprieta el gatillo 4 veces. El posterior juicio es enraizado en un debate no del crimen en sí, sino en la frialdad del personaje y la poca importancia que le da incluso a su posible muerte.

Los comentarios transgresores que hace Meursault en su juicio no ayudan de mucho y es allí donde la crueldad y la búsqueda de un juicio moral hacen que el lector reflexione sobre el sistema de cosas y sobre nuestro engranaje como sociedad. ¿Está ese engranaje funcionando como un sistema llevándose al individuo como pequeñas piedras el cauce de un río? ¿No nos estamos alienando nosotros mismos debido a la poca introspección y la desmotivación por una vida sin propósito ni esencia?

Meursault, se pregunta muchas veces esto, con conversaciones para sí tajantes y concisas y no es hasta el instante de su muerte que un sentimiento ha de llegar a su corazón, la búsqueda del odio por otros seres humanos, ya que él es incapaz de odiar, ni amar.

 

“Quizás no estaba seguro de lo que me interesaba realmente, pero, en todo caso, estaba completamente seguro de lo que no me interesaba”

Pese a la aparente simplicidad de la trama, El extranjero es una de las novelas más filosóficas que he leído junto a “La insoportable levedad del ser” de, Milan Kundera o “El Lobo Estepario” de Hermann Hesse. En estas pocas palabras escritas lo que subyace tras esa simplicidad aparente es lo más importante, la desidia por parte de este antihéroe es causal y la el sistema de cosas quizás sea el culpable, ese empeño de la humanidad por conseguir un orden utópico sin tomar en cuenta la introspección y la esencia del ser.

Albert Camus, con esta novela se ganó el respeto de muchos lectores y es situada como una de las novelas más importantes de todos los tiempos, aparte de ser una obra cumbre para el entendimiento de la filosofía existencialista como lo fue también “La náusea” de Sartre. Si eres un lector de novelas y filosofía, seguramente te atrapará, sin embargo, si busca una trama excitante, con numerosas vueltas y con una exuberante trama, no hallarás nada de eso en toda la narración. Lo importante en esta novela como dije anteriormente es la filosofía que subyace tras todas estas letras.

Una novela gris que nos hace recordar nuestra humanidad perdida.

Puntuación 9/10

Fuente de Imágenes

1, 2, 3

Publicado en Literatura, Reseñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *